Nov25

Opacidad, un freno al sector de infraestructura: México Evalúa

Redacción

La organización México Evalúa presentó un estudio titulado “10 puntos para entender el gasto en infraestructura en México”, el cual revela que la opacidad con la que son manejados los recursos para proyectos de infraestructura así como la excesiva politización en la asignación del presupuesto, llevan al fracaso a muchas obras que quedan inconclusas.

 

De acuerdo con el documento, México Evalúa señala que en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), un total de 233 proyectos de infraestructura presentaron irregularidades, en las cuales hubo desvío de recursos, reducción inexplicable de dinero, obras inconclusas o cancelaciones.

 

“Muchos proyectos se quedan a la mitad por la falta de planeación, a veces se coloca la primera piedra y se hace el anuncio y ya no se avanza en ellos porque faltó el estudio ambiental o porque simplemente no se pueden realizar obras en esa zona”, señaló Edna Jaime, directora de la organización.

 

Asimismo agregó que “el de infraestructura es el rubro que más se modifica en el Presupuesto de Egresos por las negociaciones políticas que lo envuelven; y aunque son miles de millones de pesos, el hecho de que este dinero esté en la cartera de inversión no es necesariamente bueno por esa falta de claridad en su ejercicio”.

 

La organización señala que el cabildeo que realizan en el Congreso los diferentes niveles de gobierno y los grupos políticos incide en la asignación de recursos, mismo que se hace sin tomar en cuenta la factibilidad del proyecto o la importancia en el desarrollo regional y ejemplifica que para el próximo año el presupuesto para infraestructura para carreteras y caminos rurales alcanzó el monto de 14 mil 616 millones de pesos.

 

El estudio revela que, de acuerdo a la Cuenta Pública de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), entre 2006 y 2012, en 38 obras hubo reducción de recursos; en cinco, el dinero fue transferido a otros proyectos que no tenían relación alguna con el original, en 71 se vieron afectados porque los recursos se emplearon para finiquitos y ajuste de costos en otras obras, además de que 20 no estaban registrados en la cartera autorizada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP); cuatro  más se suspendieron porque no se obtuvieron los derechos de vía; y en tres no se obtuvo el permiso de la Secretaría de Medio Ambiente.

 

Incluso, se detectó que en nueve proyectos, los funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no tenían los elementos básicos para la realización de la obra, como los estudios de factibilidad, proyectos ejecutivos, liberación de derechos de vía u otros requisitos.

 

Por su parte, la coordinadora de Gasto Público y Transparencia de la organización, Mariana Campos, expresó que la falta de sustento de los proyectos es una de las principales causas de que exista subejercicio en ese sector.

 

Finalmente, México Evalúa sostiene que el país ocupa el lugar 49 de 59 naciones en el Índice Internacional de Infraestructura Pública, que mide el nivel de inversión en el sector respecto a su Producto Interno Bruto (PIB) y para remontar su posición se debe disminuir la politización de los recursos dedicados al tema.

 

(Con información de ADN Político)