Mayo21

Dan transparencia a metas del PND

Miguel Espinosa // El Universal

El gobierno federal determinó medir y vigilar el cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2013-2018 mediante mecanismos que eviten actos de corrupción, garanticen la rendición de cuentas y de resultados, y queden ajenos a los desencuestros político-electorales.

 

El PND podrá ser reestructurado en caso de no ofrecer los resultados esperados, mismos que el Presidente de la República presentará al Congreso de la Unión.

 

Ayer, el presidente Enrique Peña Nieto presentó el PND y explicó que para realizar las mediciones se implementarán indicadores sobre información pública, elecciones, salvaguardas en conflictos de interés de gobierno, administración pública y profesionalización, y marco legal anticorrupción e imparcialidad judicial.

 

Asimismo, prevé utilizar mecanismos para evaluar los sitios de internet del gobierno para que contengan información y transparencia.

 

El PND —publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación— tiene cinco metas nacionales: un México en paz, incluyente, con educación de calidad para todos, próspero, y con mayor responsabilidad global.

 

Los cinco ejes se soportan en tres estrategias transversales: la democratización de la productividad, un gobierno cercano y moderno y la igualdad entre los hombres y las mujeres. El Plan tiene 31 objetivos, 118 estrategias y 818 líneas de acción. Todo será medido.

 

Acompañado por su esposa Angélica Rivera, el Presidente subrayó que éste no es un proyecto de su administración para administrar la coyuntura o las circunstancias sino para realizar los cambios de fondo que el país requiere.

 

El documento prevé indicadores para cada una de las metas nacionales. En el rubro de México incluyente se realizarán mediciones en torno a rezago educativo, carencia de acceso de servicios de salud, de seguridad social, por calidad y espacios de vivienda, y carencia de acceso a la alimentación.

 

En el de México en paz incluye dos medidores: Estado de derecho y tasas de victimización. La meta de México con educación de calidad considera mantener la prueba ENLACE y el porcentaje de los alumnos que concluyen de manera oportuna en cada nivel educativo, entre otros.

 

En México próspero se incluyeron indicadores que permitirán dar seguimiento al desempeño del quehacer gubernamental en temas relevantes como la competitividad económica o el acceso al financiamiento, así como los de competitividad global y crédito interno.

 

La última meta, México con responsabilidad global, será evaluado a partir de indicadores sobre presencia global en economía, defensa y presencia blanda (turismo, cultura, deportes, migración, información, tecnología, ciencia, educación y cooperación).

 

Programas

 

Peña Nieto ordenó la creación de 31 programas con indicadores de seguimiento. “Teniendo el Plan Nacional de Desarrollo como base, esta administración se propone ser un gobierno eficaz, con un propósito fundamental: lograr que todos los mexicanos gocen, en su vida diaria, de los derechos que les reconoce nuestra Ley Suprema”, dijo

 

Ante mandatarios estatales, líderes legislativos y empresarios, el Presidente dijo que es hora de remover las dificultades y los obstáculos que limitan el desarrollo del país. “Tenemos una hoja de ruta para caminar juntos hacia una nueva etapa del país”.

 

Las metas y las estrategias

 

El Presidente resumió el contenido de las cinco metas nacionales del PND. Sobre un México en paz dijo que el objetivo es que el país garantice la seguridad, se reduzca la violencia y se transformen las fuerzas de seguridad y de procuración de justicia.

 

Respecto a un México incluyente, el plan se fija como objetivo hacer realidad un país donde se asegure el ejercicio efectivo de los derechos sociales, lo que implica erradicar el hambre, cerrar las brechas de desigualdad y garantizar servicios de salud de calidad.

 

Sobre la meta de construir un México con educación de calidad, Peña dijo que se busca asegurar el desarrollo integral de los niños y jóvenes para que su preparación les permita triunfar en un mundo cada vez más competitivo.

 

En la meta de impulsar un México próspero, el documento establece, como prioridad de la política económica, elevar el crecimiento que se refleje en los bolsillos de los mexicanos.

 

En la quinta meta, Consolidar un México con responsabilidad global, el PND propone acciones para proyectar al país solidario con los distintos pueblos del mundo.