Ago11

El SNTE pagó a Televisa campaña de comunicación para la ACE

Karina Avilés // La Jornada

La Secretaría de Educación Pública (SEP) entregó al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) 750 millones de pesos entre 2009 y 2012 para que la organización, entonces dirigida por Elba Esther Gordillo, pagara una campaña de comunicación de la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE) a empresas como Televisa.

 

De acuerdo con el expediente 2340/13 del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (Ifai), de ese total sólo se comprobaron 200 millones de pesos con 10 facturas –seis de las cuales fueron emitidas por la empresa del canal de las estrellas– para justificar el gasto de 2009.

 

Respecto de los ejercicios correspondientes a 2010, 2011, y 2012, la SEP respondió que debido a que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) "no realizó ninguna auditoría, no se localizó ninguna documentación" que dé constancia de los recursos que dio al sindicato en esos tres años.

 

No obstante, el Ifai localizó registros que evidencian que la dependencia educativa entregó al sindicato del magisterio 150 millones de pesos en 2010; 150 millones de pesos en 2011, y 250 millones de pesos en 2012.

 

Además, la SEP declaró "inexistente" la información sobre el dinero que se destinó para financiar el programa Todo el mundo cree que sabe, transmitido por Televisa de junio del 2009 a agosto de 2011. Para ello, justificó que ese programa fue producido por el SNTE y el consorcio de Emilio Azcárraga Jean. Sin embargo, también formó parte de las acciones para difundir la citada alianza.

 

En el análisis del expediente a cargo del comisionado del Ifai, Ángel Trinidad Zaldívar, se advierte que si bien en las facturas entregadas por el sindicato en 2009 se incluyen los conceptos del pago, lo cierto es que en éstas "no se desglosan o menciona en qué consisten las acciones de promoción y/o difusión que se realizaron con los recursos entregados".

 

Por si fuera poco, la propia ASF comprobó, como se muestra en la recomendación 09-0-11100-02-0332-01-003, que se transfirieron al SNTE 200 millones de pesos en 2009 "sin que se demostrara que se destinaron a la difusión, en beneficio de la sociedad y en ejercicio de la corresponsabilidad educativa del magisterio nacional, de programas educativos, culturales y sociales dirigidos a la población mexicana".

 

De acuerdo con los comprobantes existentes, los recursos públicos entregados por la SEP al sindicato fueron a parar principalmente a Televisa, corporativo con el que la maestra Elba Esther Gordillo estableció alianzas en el pasado y que, en los años recientes, fue uno de sus principales detractores.

 

Las facturas con números 312, del 28 de mayo de 2009; 1561, del 13 de agosto de 2009; 2488, del 10 de agosto de 2009; 3824, del 23 de diciembre de 2009; 4301, del 29 de enero de 2010 y 5372, del 23 de abril de 2010 fueron emitidas por Televisa por concepto de "servicios diversos de publicidad".

 

Del total de los comprobantes sólo cuatro fueron expedidos por otras empresas: Página Tres, Editora Cronos y Jeshom Publicidad y Mercadotecnia. Sólo en el caso de esta última compañía se especifica que la factura se emitió por el concepto de "campaña publicitaria para el posicionamiento de la Alianza por la Calidad de la Educación".

 

Pacto firmado por Calderón y Gordillo en 2008

 

La ACE fue pactada en 2008 por el presidente Felipe Calderón y Elba Esther Gordillo –encarcelada desde febrero pasado por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita por un monto superior a 2 mil 600 millones de pesos– para profundizar la estrategia de aplicación de exámenes a los maestros que permitiera seleccionar y, por lo tanto, excluir, a cierto tipo de profesorado, en el imaginario de sólo quedarse con los "mejores". Lo anterior fue denunciado por la disidencia magisterial como una táctica para despedir a miles de mentores.

 

Un año después, el 10 de agosto de 2009, el sindicato recibió los primeros 200 millones para esta "campaña de comunicación" cuyos objetivos eran difundir los "compromisos, beneficios y metas" del citado pacto.

 

La indagatoria del Ifai revela que estos recursos fueron exigidos por el SNTE en los pliegos petitorios que presentó ante la SEP desde 2009 hasta 2012 y que, a pesar de que se firmaron convenios entre ambas instancias en donde el sindicato se comprometió a entregar la documentación comprobatoria del dinero recibido, la SEP no pidió a la organización sindical los recibos de los gastos que realizó en algunas empresas de comunicación.

 

Esto, pese a que la ASF emitió a la SEP una serie de recomendaciones en 2009, entre ellas, implementar acciones que garanticen que los recursos transferidos al sindicato "cuenten con la información que compruebe y justifique que fueron aplicados para los fines previstos en el pliego general de demandas".

 

En su respuesta al pliego petitorio 2009 del sindicato, la SEP establece que "se destinarán recursos por un monto de 200 millones de pesos para que el SNTE ponga en marcha una campaña de comunicación".

 

Lo mismo ocurre en las respuestas a los pliegos 2010, 2011 y 2012, aunque las cifras para los dos años primero citados ascienden a 150 millones de pesos, respectivamente, y a 250 millones de pesos en el 2012.

 

Por lo anterior, el Ifai revocó la declaración de inexistencia alegada por la SEP en cuanto a que carece de los oficios que respaldan la entrega de los recursos que hizo a partir del año 2010 y le ordenó entregar los documentos que comprueben que implementó acciones para que el SNTE compruebe los gastos de los recursos públicos que le dio.