Mar12

En un sexenio se triplicó la cifra de feminicidios en Puebla: Ibero

Gerardo Rojas González // e-consulta

En seis años, en Puebla se triplicó el número de feminicidios, al pasar de 29 homicidios dolosos contra mujeres en el primer año del priísta Mario Marín Torres (2005), a 79 durante el primer año de la actual administración (2011), señaló la responsable del Observatorio de Violencia Social y de Género de la Ibero Puebla, María de Lourdes Pérez Oceguera.

 

Durante el Foro por el Cuarto Aniversario del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, la activista destacó que en lo que va de la administración de Rafael Moreno Valle se han registrado, en promedio, cinco asesinatos de mujeres al mes.

 

De enero de 2011 a la fecha se han contabilizado un total de 203 feminicidios en todo el estado de Puebla, lo cual representa un incremento considerable en contraste con el número de casos que se tuvieron durante la administración de Mario Marín Torres.

 

Durante los primeros tres años de la administración de Marín Torres se reportaron 110 homicidios dolosos contra mujeres, lo que implica que en el sexenio actual el número de casos prácticamente se ha duplicado.

 

El recuento forma parte de las cifras del Comité Contra el Feminicidio en Puebla, organismo que elaboró el reporte con base en datos de la Procuraduría General de Justicia, correspondientes de 2005 a 2012; en cambio, los casos del último año fueron contabilizados por medio de registros hemerográficos.

 

Aunque desde 2011 el número de homicidios dolosos contra mujeres ha disminuido, siguen representando una cifra mayor a los casos reportados en el sexenio anterior.

 

Pese a mayores penas no se han reducido feminicidios

 

Pérez Oceguera consideró que el incremento de feminicidios es alarmante y no se ha reducido a pesar de que ya existe una legislación que penaliza con mayor severidad ese crimen, por lo que realizó un exhorto a las autoridades locales para emprender campañas de sensibilización sobre el tema.

 

Recordó que en 2012 los diputados locales aprobaron una modificación al Código Penal del Estado de Puebla para tipificar los feminicidios como un delito grave.

 

Dentro de esta reforma se estableció que para que un homicidio sea clasificado de esta manera tiene que haber existido una relación entre la víctima y el delincuente, ya sea sanguínea, laboral, o sentimental; que la víctima presente signos de violencia sexual; que el cuerpo de la mujer haya sido ultrajado o expuesto en la vía pública.

 

La pena para las personas que cometan este tipo de delitos va desde los 40 hasta los 60 años de prisión.

 

No obstante, “las leyes por novedosas e innovadoras” no cambian “por sí mismas la realidad de la situación de violencia contra las mujeres”.

 

En este sentido, abundó que los homicidios o actos de violencia hacia las mujeres son, principalmente, realizados por sus parejas, novios, ex amantes y en cantidades menores, por sus descendientes, padres o extraños.

 

A pesar del incremento en este delito, Puebla no se encuentra en los primeros lugares de feminicidios del país, pero su ausencia de ese ranking no debe provocar que las autoridades bajen la guardia en la generación de políticas y métodos que disminuyen las cifras actuales, expuso.

 

Aunado a los feminicidios, los delitos de trata y explotación sexual también reportan incrementos. Actualmente, San Pedro y San Andrés Cholula al igual que San Martín Texmelucan, Tehuacán y la capital poblana, son los municipios que reportan mayor incidencia de esos crímenes.

 

Al finalizar, destacó que países como Canadá, Países Bajos y Noruega recomendaron desarrollar estrategias que reduzcan los niveles de explotación sexual y de muertes de mujeres en México.