Jul03

Pagos irregulares en educación detecta en 3 años la ASF en Puebla

Gerardo Rojas González // e-consulta

Durante tres años consecutivos Puebla efectuó pagos irregulares a comisionados sindicales, personal dado de baja o con licencias sin goce de sueldo, con recursos del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB), según lo confirmó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

 

De acuerdo con el reporte "Diagnóstico sobre la Opacidad en el Gasto Federalizado" entregado a la Cámara de Diputados, la ASF detectó las mismas anomalías durante los ejercicios presupuestales 2009, 2010 y 2011. Los dos primeros años corresponden a la anterior administración estatal y el último año al actual sexenio de gobierno.

 

De acuerdo con el organismo, los estados manejan con opacidad los recursos de este fondo, debido a que los rubros y conceptos de gastos no están suficientemente definidos en la Ley de Coordinación Fiscal.

 

El FAEB alcanza el 22 por ciento del presupuesto estatal

 

El organismo señala que durante el actual sexenio estatal, Puebla ejerció 12 mil 875 millones de pesos durante 2011 y para 2012 manejó recursos por 13 mil 852.4 millones de pesos, lo que se tradujo en un aumento de 977 millones de pesos, es decir, un crecimiento del 7.6 por ciento, el quinto más alto a nivel nacional dentro del FAEB.

 

Dentro del presupuesto de 2012 para la entidad, los recursos del fondo representaron el 22 por ciento del total recibido de la federación, que fue de 59 mil 738.1 millones de pesos.

 

El FAEB tiene como fin apoyar el financiamiento de los servicios de educación básica y normal proporcionados por los estados (preescolar, primaria y secundaria, normal, indígena y especial), en lo correspondiente al pago de servicios personales y gastos inherentes a la impartición de dichos servicios.

 

Pagos opacos a personal

 

Sin embargo al auditar la aplicación de los recursos, se detectaron pagos “no financiables” hechos con dinero del FAEB.

 

Las observaciones hechas en los tres años tienen que ver con pagos improcedentes a comisionados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y a otras dependencias ajenas a la educación básica.

 

La ASF señala que los reportes hechos a la SEP sobre este personal presentan inconsistencias, porque no se tiene claridad sobre el número de personas comisionadas a las secciones sindicales, ya que se carece de registros veraces al respecto.

 

Tan sólo en 2001 se detectaron pagos por 13 millones a 60 trabajadores indebidamente comisionados con goce de sueldo a las secciones 23 y 51 del SNTE; en tanto que se reportaron 17.92 millones a 15 trabajadores federales que contaban con algún tipo de licencia sin goce de sueldo.

 

Sin embargo, en el primer trimestre de 2011, la SEP reportó que pagó salarios a 838 maestros comisionados a tareas sindicales o administrativas en Puebla, es decir un número 13 veces mayor de comisionados al detectado por la ASF.

 

Cobran por personal inexistente

 

La Auditoría Superior destacó la remuneración a personal dado de baja, con categorías no identificadas o no localizado en los centros de trabajo, lo que lo que crea otro espacio de opacidad en el manejo del fondo.

 

Al realizar visitas a los centros de trabajo, no se identificaron a cuatro trabajadores en los centros escolares ni a 10 trabajadores en los centros administrativos, a los que se les generaron pagos por 177 mil pesos.

 

Mil 765 trabajadores federalizados, adscritos a 36 centros de trabajo, no fueron identificados en el catálogo autorizado y recibieron 44.7 millones de pesos. Otros 14.3 millones de pesos se destinaron a 72 trabajadores del sistema estatal subsidiado en 11 centros de trabajo clausurados y no financiables; y hubo 322 trabajadores que habían causado baja definitiva.

 

La ASF indicó que el problema se deriva de la falta de actualización de los registros respectivos del personal en sus centros de trabajo o se realizan con retraso los cambios de centros de adscripción, por lo que no hay registros veraces y confiables.

 

Lo anterior propicia que en cada ejercicio en la fiscalización del FAEB se realizan observaciones por este concepto, como sucedió en Puebla por tres años consecutivos.

 

A nivel nacional, 19 entidades federativas no actualizaron los movimientos y adscripción del personal o los responsables de los centros de trabajo no mantienen actualizados los expedientes del personal, “es decir, no existe certidumbre y calidad en los registros del personal”.

 

Compensaciones, bonos o estímulos especiales

 

Las negociaciones contractuales entre los gobiernos estatales y las organizaciones sindicales derivan en el otorgamiento de prestaciones no apoyadas presupuestalmente por el gobierno federal, sin embargo ante las debilidades de las finanzas locales, provoca su pago indebido con los recursos del FAEB.

 

La ASF destaca que dichas prestaciones difieren en cada entidad federativa y no son públicas.

 

No obstante generan presiones financieras para las finanzas de las entidades federativas, los términos en los que se realizan y su justificación se desconocen, y además, no siempre es pública la información correspondiente.

 

En 2013 los integrantes del magisterio negocian prestaciones por más de 400 millones de pesos, entre las que destacan un aumento de 10 días de aguinaldo -con lo que esta prestación llegaría a 100 días-, un bono adicional por asistencia y puntualidad, y que se eleve el fideicomiso para capacitación que actualmente cuenta con 120 millones de pesos.

 

Recuperaciones de 2011 rebasan a las de una década

 

Cabe señalar que durante 2011, la Secretaría de Educación Pública reintegró a la Federación 275 millones de pesos por diversas observaciones en el manejo de recursos del FAEB.

 

Esta cantidad fue mayor a la reportada entre 2000 y 2010, cuando las recuperaciones del fondo (operadas y probables) fueron por un monto de 251.4 millones de pesos, de las cuales el 44.3 por ciento se gestionó de forma previa al cierre de las auditorías.