Ago18

Transparencia ordena a Coahuila entregar los datos de la megadeuda de Moreira

Redacción Sin Embargo

La Secretaría de Finanzas de Coahuila tendrá que entregar a un ciudadano las copias de los contratos de préstamos celebrados con entidades financieras, así como los documentos de renegociación y comprobantes de los pagos que el Gobierno estatal, uno de los más endeudados del país, ha efectuado.

Lo anterior se acordó durante la sesión ordinaria que llevó a cabo el Consejo General del Instituto Coahuilense de Acceso a la Información (ICAI), donde se resolvieron 15 recursos de revisión.

Los sujetos obligados más mencionados fueron la Secretaría de Finanzas, Saltillo y el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En el recurso 140/15, donde el sujeto obligado es dicha dependencia estatal, el ciudadano solicitó copia de los contratos relativos a la adquisición de la deuda pública vigente, y los de sus posteriores renegociaciones o adecuaciones.

También solicitó todos los comprobantes de pagos de amortización de la deuda, así como costos y pagos de servicios adicionales vinculados a los financiamientos, como comisiones, apertura, renegociaciones o estudios.

La Secretaría manifestó que la información relativa a los contratos se encuentra en la página de Transparencia, respecto a los pagos de amortización en los bancos, señaló que es información reservada, en cuanto a los costos y pagos de servicios adicionales manifestó que es inexistente, por lo que el ICAI decidió que debe modificar la respuesta y entregar la información completa.

El mes pasado, la administración encabezada por Rubén Moreira Valdez anunció que se concluyó el refinanciamiento de la totalidad de su deuda pública, la cual asciende a un monto de 36 mil 767 millones de pesos.

En un comunicado, el Gobierno local dijo que en la operación participaron siete instituciones bancarias, las cuales no se revelaron, seleccionadas a través de un proceso que permitió al Estado obtener las condiciones financieras más favorables del mercado actual.

LA SOMBRA DE MOREIRA

Desde que Humberto Moreira, hermano del actual mandatario local, dejó la gubernatura de Coahuila para ser presidente del PRI, le llovieron acusaciones relacionadas, entre otras cosas, con la deuda estatal.

El 25 de agosto de 2011, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) detectó que había una deuda de 34 mil millones de pesos que adquirió el estado durante la gestión de Moreira Valdéz como Gobernador (2005-2011).

La dependencia, a través de la Procuraduría Fiscal de la Federación interpuso dos denuncias penales ante la Procuraduría General de la República (PGR) en contra del estado de Coahuila, para que se investigara el endeudamiento público en la entidad a causa de operaciones financieras irregulares.

Cuando Humberto Moreira tomó posesión como Gobernador de Coahuila, la deuda estatal era de 323 millones de pesos. Al finalizar su mandato era de alrededor de 34 mil millones. De acuerdo con datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), entre 2005 y 2009 el gobierno de Coahuila elevó su deuda en un 709 por ciento.

La presión de los medios de comunicación y de organizaciones civiles, además del proceso electoral que estaba en puerta, obligó al político a dejar su cargo como líder del PRI el 2 de diciembre de 2011, a pesar de que una semana antes había dicho que no renunciaría.

“Hoy llego con ustedes a decirles que presento mi renuncia como presidente del Consejo Ejecutivo Nacional del partido. La presento porque lo más importante que tenemos los priistas es nuestro instituto político”, dijo durante una reunión con líderes priistas.

En enero de 2011 había solicitado licencia como Gobernador para buscar la dirigencia nacional del PRI, cargo que ocupó nueve meses.

Durante su administración, una red de políticos y empresarios desviaron recursos de las arcas estatales para invertir millones de dólares en negocios ilegales, entre ellos, medios de comunicación y del sector minero, en el estado de Texas, Estados Unidos, de acuerdo con declaraciones de uno de los implicados: Rolando González Treviño.

Según un documento de la Corte Federal de Estados Unidos, difundido  por el diario San Antonio Express News, el empresario mexicano Rolando González Treviño aceptó declararse culpable de dos cargos de conspiración para transferir dinero robado al erario coahuilense.

Además del empresario, se señala que ex funcionarios del Gobierno de Coahuila también estuvieron involucrados al tomar recursos públicos para comprar medios de comunicación entre 2006 y 2009.

El informe de la Corte de Estados Unidos correspondiente al juicio en contra de Rolando Gómez refiere que Moreira “antes de convertirse en Gobernador se desempeñó como Alcalde de Saltillo, y en 2011 dimitió como mandatario de Coahuila para encabezar al gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México”.

El 25 de junio, fuentes cercanas a la investigación dijeron al San Antonio Express News que Moreira acudió a las reuniones en San Antonio y en México “donde se discutió la compra de medios de González Treviño con el dinero robado del estado”.

Además de Moreira, la red de desvío de recursos públicos de Coahuila para ser lavados en Texas incluye a otros 13 personajes, la mayoría ex funcionarios de su administración, de acuerdo con esos documentos judiciales de la Corte federal de Estados Unidos.

De los 14 involucrados, a los que llaman en la prensa estadounidense “Conexión Coahuila”, seis están o han estado presos; uno se encuentra indiciado y dos han sido asesinados.