Feb05

Puebla y el trofeo de plomo

Ricardo Luévano*

La oportunidad es tentadora, considerar que el Índice Nacional de los Órganos Garantes del Derecho de Acceso a la Información (INOGDAI) realizado por Article 19 y México Infórmate es una muestra de que el estado de Puebla cumple la garantía del derecho a la información que mandata la Constitución, es una interpretación sesgada y nulamente fundamentada.

 

El INOGDAI se conformó en tres dimensiones con la intención de evaluar la transparencia, la calidad de las respuestas y la aplicación de la ley -entre otras muchas variables- al interior del órgano garante y no respecto a la demarcación política. Con puntualidad, se calificaron únicamente algunas variables relacionadas con el desempeño y las condiciones legales e institucionales que enmarcan las funciones de la Comisión para el Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado (CAIP) y no la gestión del Gobernador u otras dependencias del estado de Puebla.

 

Inferir que el primer lugar con una calificación de apenas 70.2 (respecto a 100) equivale a que la CAIP garantiza el derecho de acceso a la información, es un atrevimiento innecesario y mal fundamentado. Darío Ramírez, Director de Article 19, indicó durante la presentación del INOGDAI, que ésta era una herramienta para el análisis y cruce de la información, porque es una investigación que le permite al usuario calificar por medio de quince variables a las instituciones encargadas de proteger el DAI, sin embargo, ningún órgano a nivel nacional tiene 100, al menos 90, y eso es lo verdaderamente preocupante.

 

Respecto al panorama nacional, si alguno de los órganos hubiera cumplido el 100% de los reactivos, ese órgano tendría el mínimo deseable para realizar el mandato que la Constitución y su ley estatal le exigen y no la máxima garantía del derecho.

 

Article 19 y México Infórmate construyeron este estudio basal para evaluar dos funciones sustantivas que debe proteger cualquier órgano de transparencia. Primero, la función de promoción del DAI, porque como derecho humano debe ser reconocido y difundido para que la ciudadanía lo exija y utilice acorde con la Constitución. Segundo, por las funciones cuasi jurisdiccionales de resolución de controversias, ya que si las autoridades niegan o limitan el acceso a la información, corresponde al órgano garante resolver sobre la inconformidad ciudadana y determinar la trascendencia o no de su publicidad, clasificación o existencia.

 

El estado de Puebla tiene una ley estatal sólida, que fue propuesta y construida desde la sociedad civil y la academia, y la CAIP tiene un portal de transparencia accesible y ciudadano; sin embargo, la profundidad de la carencia de los órganos estatales en otras demarcaciones le da un avance que nos asegura que se encuentra mejor qué, pero que no cumple el 100% mínimo para proteger y garantizar de forma adecuada el DAI.

 

Otros Institutos de transparencia son deficientes en las interpretaciones a la ley, tienen un presupuesto muy limitado, no promocionan el DAI, tienen una pésima descripción sobra la generación de archivos, no entregan la información o ni siquiera tienen un folio de búsqueda para darle continuidad a nuestra solicitud de información. Como indica Gabriela Morales de México Infórmate: “El Índice es un instrumento cuantitativo que busca contribuir al diagnóstico sobre el estado de las garantías del derecho a la información en México. Busca identificar áreas de oportunidad donde la acción de los órganos de transparencia puede ajustarse a los más altos estándares en la materia para brindar mayor protección al derecho a saber”.

 

Article19 y México Infórmate están conscientes del esfuerzo de la sociedad civil poblana y la CAIP por iniciar el camino e impulsar las bases de la transparencia y el cumplimiento del DAI, pero los aciertos del órgano garante respecto a las deficiencias de otras instituciones estatales significan aún el rezago de un mandato constitucional y al respecto una falta lamentable al Estado de derecho, la democracia y el contrapeso al que deben obedecer.

 

Hemos reprobado a nivel nacional y no tenemos el mínimo deseable para exigir nuestro derecho a la información, cualquier propuesta de trofeo en transparencia y acceso a la información, será un trofeo de plomo, muy por debajo de la respuesta y la calidad que nos deben garantizar.

 

 

 

*Oficial adjunto del Programa de Derecho a la Información de Article 19. Oficinas para México y Centroamérica.

Tw: @rickluev